Es muy posible que, en unos años, los jóvenes comenten que en el pasado la gente solía ir a las oficinas a trabajar. Tal vez se les haga extraño pensar que la gente se levantaba, tomaba una ducha, se vestía y luchaba con el tráfico en las horas de congestión para luego llegar a buscar un estacionamiento para poder finalmente sentarse en un escritorio para comenzar su día laboral. Es bastante probable que, en un futuro cercano, la mayoría de la población pueda trabajar desde cualquier lugar.

Muchas cosas han cambiado en los últimos dos años. Es difícil imaginar que, por esta misma época en el 2020, a nivel mundial se implementaban protocolos para limitar la propagación del COVID-19 y que, como consecuencia, las empresas tuvieron que implementar de manera abrupta el modelo de trabajo en casa.

La mayoría de empresas inicialmente trataron la coyuntura como una respuesta inmediata a un desastre natural, como si fuera a durar unas pocas semanas pero a medida que el tiempo pasó, comenzaron a comprender que la situación podía extenderse de manera insospechada así que las organizaciones que ya estaban comenzando sus procesos de transformación digital, no tuvieron más alternativas que acelerar el proceso y las que no habían comenzado, se dieron cuenta que no hacerlo podría amenazar su supervivencia.

¡Ya no hay retroceso!

Los resultados han sido impresionantes. Mientras las circunstancias que nos trajeron aquí son trágicas, el resultado del cambio hacia el trabajo en casa ha sido universalmente positivo tanto para las empresas como para los empleados. Con el COVID-19 finalmente pareciendo estar bajo control de cierta manera, las empresas comienzan a preguntarse: y ¿ahora que? ¿Que es lo “normal” de ahora en adelante?

No es una respuesta que se pueda obtener fácilmente. Se deben considerar las preferencias de los colaboradores. El reporte de 2022 de Ivanti “Everywhere Workplace” es un recurso que las compañías pueden usar para entender lo que los empleados prefieren y como encontrar el balance adecuado para continuar.

Ivanti, una empresa tecnológica entrevistó a 4,510 empleados, y 1,609 profesionales de tecnología alrededor de los Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Países Bajos, Bélgica, España, Suecia, y Australia para entender las actitudes frente al trabajo desde cualquier lugar y para entender los pros y contras de esta nueva tendencia.

Para aquellos negocios que estén considerando continuar como trabajaban antes de la pandemia, me temo que no les será fácil. La encuesta encontró que casi 9 de 10 (87%) de los encuestados no quieren volver a trabajar en una oficina de tiempo completo. Casi la mitad (45%) preferirían no tener que volver a poner un pie en una oficina, mientras 42% indicó que preferirían un modelo híbrido que combine trabajo en oficina y trabajo en casa. Una estadística que llamó la atención es que el 71% señaló que preferirían escoger el trabajo en casa frente a un posible ascenso en su cargo o incluso sobre una compensación económica.

¿Cuál será la causa de esta tendencia? La encuesta demostró que entre las razones está el ahorro de dinero en desplazamientos (40%), ahorro en tiempo de desplazamientos (48%), un horario más flexible (43%), un mejor balance entre vida laboral y personal (43%).

Desafíos del trabajo desde cualquier lugar

Las organizaciones hicieron el cambio al modelo de trabajo desde cualquier lugar con un éxito sorprendente. Según los resultados de la encuesta, la mayoría de empleados están muy a gusto con el cambio. Esto, sin embargo, no significa que no haya desafíos. Muchos líderes se preguntan cuál es el nivel de flexibilidad adecuado que deben dar a sus equipos de trabajo.

Ira Wolfe, autor de “Reclutando personal dentro de la nueva normalidad”, quien además ha sido reconocido como uno de los principales visionarios en el área de recursos humanos asegura que aunque las empresas pudieron hacer la transición a esta nueva forma de trabajo, la tecnología que usaron, no fue construida para ese modelo. Dijo que las organizaciones necesitan considerar todos los riesgos envueltos en un modelo de trabajo híbrido en donde los colaboradores en ocasiones trabajan desde la oficina y otras veces desde casa.

No es solo cuestión de un lugar de trabajo sin fronteras. No es solo dejar que los colaboradores trabajen desde una cafetería. El desafío es que cuando trabajen desde una cafetería puedan acceder a una VPN, que la información esté protegida, etc.

El Futuro del Trabajo

Como en todos los aspectos relacionados con negocios y especialmente con tecnología, hay dos factores importantes a considerar. Uno es el desempeño y la productividad y el otro es la seguridad. ¡Ambos igual de necesarios!

Para gestión de productividad, ClowdWork cuenta con una plataforma 100% automática que permite que todos los miembros de un equipo sean productivos desde cualquier lugar. En términos de seguridad, existen múltiples empresas especializadas que garantizan que la información de la empresa siempre esté protegida.

Todo indica que ya no hay retroceso. Al parecer, en el futuro la balanza se inclinará fuertemente a favor de la opción de trabajar desde cualquier lugar. Las organizaciones deben aceptar esta realidad y prepararse para que puedan disponer de toda la tecnología necesaria para velar por la productividad y la seguridad de la información.

Related Post

Leave a Comment

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

2035 Sunset Lake Road, Newark, DE.
Carrera 67 No. 100-20 Bogotá, Colombia.
Monjitas 565, Santiago, Chile.

Correo: soporte@clowdwork.com
Skype: Soporte ClowdWork
WhatsApp: +57 3002280279

Términos y Condiciones

Encuéntranos en

 

 

© ClowdWork Inc. 2020 Todos los derechos reservados.

¿Hola, en qué te podemos ayudar?