Uno de los desafíos más importantes de los líderes bajo esta nueva forma de trabajo es imitar un horario de trabajo normal, incluso en una configuración remota.

En la transición de trabajar desde una oficina a trabajar desde casa, hay muchas complejidades: logística, hábitos, sistemas, comunicación, por nombrar algunas. Pero el problema más generalizado es la suposición (errónea) de que trabajar las 24 horas, los 7 días de la semana, es un juego justo solo por trabajar desde casa.

Esperar que su equipo remoto trabaje las 24 horas, los 7 días de la semana puede ser algo muy delicado.

En primer lugar, aunque algunos jefes consideren que más horas de trabajo conducen a más producción, ese no es el caso. En segundo lugar, crear una sensación de trabajo las 24 horas del día, los 7 días de la semana, desdibuja los límites entre el trabajo y el hogar, y eso también significa realizar múltiples tareas durante el día de trabajo real.

Trabajar más horas no aumenta la producción total, la disminuye.

Con las horas de trabajo, como con todo lo demás, hay un punto de rendimientos decrecientes. Trabajar más horas puede, muy temporalmente, generar más resultados de su equipo, pero a la larga (dos o tres semanas) es una receta para el desastre. Cuando los colaboradores comienzan a trabajar más horas, suceden varias cosas:

  • Los errores aumentan. Los estudios muestran que cuantas más horas trabajen las personas, más probabilidades hay de que cometan errores y tengan un juicio deteriorado. Los tiempos estresantes requieren que las personas tengan un mejor juicio y cometan menos errores, por lo que, si necesita que su equipo esté en plena forma, se deben generar periodos de descanso.
  • Surgen problemas de salud. Cuanto más trabajen las personas, más probabilidades tendrán de tener varios problemas de salud, tales como falta de sueño, depresión, diabetes, consumo excesivo de alcohol, problemas de memoria y enfermedades cardíacas, entre otros. A menudo, esto no solo resulta en tiempo fuera del trabajo, sino que también genera un aumento en los costos del seguro de salud y problemas de moral de los empleados. El punto ideal es 40 horas por semana.
  • Trabajar demasiadas horas es una receta para el agotamiento, que puede ser difícil de recuperar con solo unos días de distancia. Evitar el agotamiento es la clave; La recuperación puede llevar meses, o incluso años, en algunos casos.

La parte difícil como líder es que a menudo los propios empleados tienen dificultades para establecer límites y trabajan sin parar cuando están en casa. Es tarea de los líderes establecer ese límite.

Mujer sentada frente al escritorio escribiendo en el laptop

Uno de los tips que puede funcionar es publicar el horario del equipo para que todos tengan claro el horario de trabajo de los demás.

Cuando un equipo comienza a trabajar desde su casa, debe esperar que las horas de trabajo se dediquen a las horas de trabajo y las horas no laborales están reservadas para tiempo personal. Esto los protege del exceso de trabajo, pero también protege al negocio de una falta de delineación entre el trabajo y el hogar, lo que puede resultar en una baja productividad y un trabajo poco productivo.

La importancia de dar ejemplo de trabajo en las horas apropiadas.

Muchos líderes se encuentran trabajando 24/7 y luego se sorprenden cuando su equipo imita su enfoque. Si trabaja en una noche o un fin de semana, puede ser para un trabajo que no requiera comunicarse con su personal y no debería “enviar” correos o mensajes fuera de las horas laborales. Es claro que hay circunstancias excepcionales, pero no debería ser una costumbre laboral.

Del mismo modo, es claro que los líderes esperan que las horas de trabajo estén completamente dedicadas al trabajo.

Al establecer el límite de que un equipo no debería estar trabajando 24/7, también se está estableciendo el límite de que durante las horas de trabajo, todo lo que deberían hacer es trabajar. Es claro que se deben tomar periodos prudentes de descanso y pausas activas. Esta es la clave para la separación entre el trabajo y la vida personal: establecer el límite de que si respeta la necesidad de los miembros de su equipo de tener ese equilibrio, también respetarán la necesidad de que su tiempo de trabajo se dedique completamente al trabajo, siempre que sea posible. Si bien esto puede ser difícil en el entorno actual, cuando muchas personas tienen hijos en casa, tener esa expectativa y claridad permite que su equipo pueda establecer configuraciones de trabajo realistas. Por ejemplo, pueden configurar sus horas de trabajo dividiendo el tiempo con otro cuidador en casa o programando el trabajo cuando los niños están en casa o durmiendo.

Hombre con los pies sobre la mesa utilizando su laptop

Todo lo anterior es difícil de manejar si no se dispone de métricas en tiempo real que permitan entender los patrones de comportamiento laboral de las personas que trabajan de manera remota.  En ClowdWork.com nos especializamos en tecnología para la gestión de productividad de equipos remotos y nuestra filosofía se basa en que todos los seres humanos deberíamos ser libre de ser productivos desde cualquier lugar y que si bien debemos trabajar para vivir, no tenemos que vivir para trabajar!

www.clowdwork.comalexandra@clowdwork.com

Related Post

Leave a Comment

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

2035 Sunset Lake Road, Newark, DE.
Carrera 67 No. 100-20 Bogotá, Colombia.
Monjitas 565, Santiago, Chile.

Correo: soporte@clowdwork.com
Skype: Soporte ClowdWork
WhatsApp: +57 3002280279

Términos y Condiciones

Encuéntranos en

 

 

© ClowdWork Inc. 2020 Todos los derechos reservados.

Abrir chat
¿Hola, en qué te podemos ayudar?